Blog

Per a consultar entrades anteriors al 18 d'agost de 2015, fes click aquí.

1 de octubre. El día que fracasó la política

El 1 de octubre se consumó el choque de trenes que se dibujó el 6 y 7 de septiembre, donde infringiendo el Reglamento del Parlament de Catalunya, los derechos de la oposición, desoyendo las advertencias de los letrados de la Cámara y del Consejo de Garantías Estatutarias de Cataluña, se vulneraron el Estatuto de Autonomía y la Constitución y se convocó un referéndum ilegal aprobándose la ley denominada "de transitoriedad jurídica y fundacional de la República". En aquella jornada cristalizó la incapacidad por el diálogo de los gobiernos presididos, por aquellas fechas, por Carles Puigdemont y Mariano Rajoy.

La irresponsabilidad de unos y otros nos llevó hasta ese día. Un día donde hubo cargas policiales en los lugares de votación, en una jornada donde no se produjo un referéndum efectivo, vinculante, con garantías y del cual no existe ningún mandato democrático a pesar de la insistencia de los partidos independentistas.

La irresponsabilidad de unos y otros nos llevó hasta ese día. Un día donde hubo cargas policiales, en una jornada donde no se produjo un referéndum efectivo.

Ese día por la mañana los socialistas fuimos muy claros, mi comparecencia ante los medios de comunicación es totalmente vigente hoy: "Consideramos inaceptable cualquier acción policial desproporcionada. Pedimos, por lo tanto, el cese inmediato de los intentos de impedir por la fuerza una importante movilización ciudadana en un simulacro de votación". Hicimos además una llamada a la calma y a la serenidad y responsables municipales socialistas como la alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, Nuria Marín, impidieron algunas actuaciones de la policía en los centros de votación.

Todos sabemos que este camino no será sencillo. No hay solución posible sin un largo y difícil proceso de diálogo, negociación y pacto.

Hoy, un año más tarde, muchas cosas han cambiado: Carles Puigdemont no es presidente de la Generalitat de Catalunya y Mariano Rajoy no es presidente del Gobierno. Un año después, Pedro Sánchez es presidente gracias a una moción de censura y su Gobierno trabaja en la búsqueda permanente de soluciones acordadas que puedan alcanzar el apoyo de amplias mayorías y un permanente esfuerzo de reconciliación. Todos sabemos que este camino no será sencillo. No hay solución posible sin un largo y difícil proceso de diálogo, negociación y pacto. Un proceso que debe respetar permanentemente la legalidad, las mayorías y los procedimientos para cambiarla. Un proceso en el que cada pequeño acuerdo ha de ser considerado un gran paso.

Artículo publicado en huffingtonpost.es

Superar la fractura

Hace pocos días recordábamos las lamentables sesiones parlamentarias de los días 6 y 7 de septiembre de 2017. En ellas se vulneró el Reglamento del Parlament de Catalunya, se desoyeron los criterios de los letrados de la Cámara y del Consell de Garantías Estatutarias de Catalunya, se pisotearon los derechos de los diputados y grupos de la oposición, se conculcó el Estatuto de Autonomía y se rompió el marco constitucional. Mientras los independentistas pretendían que tales desmanes se produjesen en un abrir y cerrar de ojos y pasasen desapercibidos, la tenacidad de la oposición y brillantes discursos como el Joan Coscubiela sirvieron para poner en evidencia tamaño despropósito.

Lecciones del 6 y 7 de septiembre

Durante las sesiones parlamentarias de los días 6 y 7 septiembre del año pasado, a pesar de nuestras advertencias, se traspasaron líneas rojas que rompieron en dos el Parlament de Catalunya, dividieron a la sociedad catalana y abrieron el camino al desastre político más relevante tras la aprobación de la Constitución y del Estatut. No es de extrañar que algunos autores, como Daniel Gascón o Pau Luque, lo denominen “golpe posmoderno”.

Tras el deshielo, diálogo

Tras su reunión con el presidente Pedro Sánchez, el president Quim Torra habló de “hilo de esperanza”. En efecto, emplazarse a futuras reuniones, dar paso a encuentros entre los miembros de ambos Gobiernos y reabrir las comisiones mixtas y bilaterales es dar por iniciado el deshielo que hará posible el diálogo.

Una oportunidad que no debemos desaprovechar

El 2 de junio pasado, Pedro Sánchez tomaba posesión como nuevo Presidente del Gobierno de España. Cinco días más tarde lo hacía el gobierno, donde las 11 mujeres y 6 hombres del gabinete, lo convertían en el consejo de ministras y ministros con mayor presencia de mujeres, no ya de nuestra democracia, sino de cualquier otro país de la OCDE.

"Torra: malos presagios"

El pasado lunes 14 de mayo, en el Parlament de Catalunya, los votos de PDCAT, ERC y la CUP invistieron presidente de la Generalitat al diputado Quim Torra. El jueves, en un acto de apenas 3 minutos de duración, sin invitados, sin presencia del gobierno de España y sin discurso, casi de escondidas, el nuevo president prometía el cargo.

Contra la precariedad, por un trabajo digno y de calidad. Viva el 1º de Mayo!

El Manifiesto de los y las socialistas de Cataluña ante el Primero de Mayo afirma, entre otras cosas, lo siguiente: “el trabajo recupera de nuevo la centralidad del debate público, siendo una oportunidad para poner al día las principales reivindicaciones y propuestas de las trabajadoras y los trabajadores. La mal llamada "recuperación económica" no se está traduciendo en una mejora de los salarios ni de los puestos de trabajo, ni tampoco en cantidad ni en calidad. Por el contrario, los beneficios empresariales se han recuperado de manera destacada mientras tenemos salarios a niveles de los peores momentos de la crisis.

Soluciones para Catalunya y España

En Catalunya llevamos seis años empantanados como bien describe Joan Coscubiela en su reciente libro. Esta situación de bloqueo político es insostenible y requiere de soluciones. A los políticos nos corresponde ofrecerlas desde la política. Creyendo como creo que los causantes de ilegalidades han de ser juzgados, también creo desproporcionada la prisión provisional y creo que llegado el momento se necesitarán de soluciones políticas a la altura del momento crítico en el que estamos. Y es que un problema político no puede ser resuelto por vía judicial.

Lo que Catalunya y España necesitan con urgencia

Cuando en los años 2004 y 2005 trabajaba en la ponencia que redactaba el nuevo Estatut de Catalunya que luego se aprobaría en el 2006, no pensaba que más de una década después, Catalunya estaría, como bien expresa Joan Coscubiela en su último libro, empantanada, con las instituciones de autogobierno intervenidas, una sociedad dividida y un problema político de gran magnitud, enquistado y de difícil solución.

Miquel Iceta

  • Biografia
  • Galería fotogràfica
  • Diari
  • Arxiu digital
  • Poesia japonesa
  • Issuu
  • Aquesta adreça de correu-e està protegida dels robots de spam.Necessites Javascript habilitat per veure-la.