BLOG

Una gran irresponsabilidad

El 1 de Octubre es la fecha que el Govern de la Generalitat y la mayoría independentista que le apoya en el Parlament de Catalunya eligió para convocar el referéndum de autodeterminación.

Hace menos de 1 mes, en el Pleno de los días 6 y 7 de septiembre, los partidarios de la independencia atropellaron los derechos de los diputados de la oposicióny aprobaron sendas leyes para dar cobertura a la votación, hoy suspendidas por el Tribunal Constitucional.

Desde ese día Catalunya se ha instalado en un marco de alegalidad impulsado por el Govern, que de manera arbitraria decide aleatoriamente qué leyes están vigentes en Catalunya. Lo que va a generar un profundo impacto en nuestro futuro en común.

No puedo dejar de decir que siento una honda preocupación. Me duele Catalunya y dónde la están llevando sus gobernantes, cegados de toda racionalidad y mesura. Un gobernante tiene para sí como principal tarea la de servir a los intereses de la mayoría de sus ciudadanos, y no ser mero altavoz de sus partidarios. Y en Catalunya, estos días de forma más acusada, pero ya desde hace tiempo, el Govern y la maquinaria de propaganda que le acompaña, ha dejado olvidados, indefensos y señalados a una gran mayoría.

Todo ello me parece una gran irresponsabilidad.

Irresponsabilidad por no respetar la ley que todos nos hemos dotado para regular nuestra vida en común. Irresponsabilidad por promover la división de una sociedad, la catalana, que siempre ha sido plural, abierta, tolerante y dialogante. Hoy, si algo falta, es diálogo. Irresponsabilidad por ser artífices del mayor engaño organizado desde la administración catalana, que no es otro que el prometer una independencia que ni se producirá por el camino que han trazado ni dejará de conllevar elevados costes sociales.

Nosotros queremos votar. Votar con garantías, en concordia y sin división.

¿Cómo pueden sostener este argumento si olvidan lo principal? La mitad, al menos, de los catalanes y catalanas no son independentistas. ¿Cómo pueden ejercer una vía de hecho contra la mitad de sus propios ciudadanos? ¿Qué gobierno puede hacer eso? ¿Cómo creen que la comunidad internacional ve la realización de una pretendida secesión con la mitad de población en contra? Es inaudito ¿Qué costes han pensado que vale la pena asumir por el hecho de ser vitoreados en sus concentraciones? ¿En qué están pensando cuando pretenden imponer una nueva realidad jurídica que expulsa a la mitad de la población?

Me parece, asimismo, una gran irresponsabilidad llegados a este punto, la actitud hacia estas acciones por parte de aquellos que quieren acompañarlos como “movilización”. Es una gran irresponsabilidad y los convierte en corresponsables de la interpretación que se le dé al 1-O por sus organizadores. Llaman a movilizarse contra el PP y pueden acabar siendo utilizados para justificar una Declaración Unilateral de Independencia. Es una gran irresponsabilidad que el Gobierno de España haya dimitido de sus funciones y en 7 años no haya presentado ninguna propuesta para llegar a un punto de acuerdo.

Es una gran irresponsabilidad que no haya espacio para el diálogo.

Como diría Ángel Gabilondo, es mejor llegar a un punto de inicio que a un punto final. Y tal y como están las cosas, el Govern pretende llegar a su punto final, cuando lo que necesitamos es un nuevo punto de inicio. Un punto de inicio para el diálogo, la negociación, el pacto y para dar respuesta a la demanda más extendida entre los catalanes, la del 80 % que quieren solucionar este problema votando.

Los socialistas lo venimos diciendo. Nosotros queremos votar. Votar con garantías, en concordia y sin división. Votar un nuevo acuerdo. Votar algo tan trabajado y exigente que nos devuelva a todos a la unidad de los catalanes y a la fraternidad del conjunto de los españoles.

Artículo publicado en El Obrero

Hemeroteca

« Octubre 2017 »
Dll Mar Dim Dj Dv Ds Diu
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Per a consultar entrades anteriors al 18 d'agost de 2015, fes click aquí.

REFORMA FEDERAL

 

Socialisme i federalisme, més que doctrines convergents, han de considerar-se com doctrines complementàries, com sigui que si la primera és normativa per a la vida individual de les nacionalitats dins dels Estats complexos, la segona ens mostra el camí formal per anar agermanant dins d’Estats units d’amplitud major cada dia, fins que s’arribi a assolir el magne ideal de reunir la humanitat sencera en una gran i única família.

Rafael Campalans, fragment de l’article “Socialisme i federalisme” publicat a “Justícia social”, 1 desembre 1923

Català | Castellano | Français | English